Dejar la indiferencia de lado

"Una sola mujer puede traccionar soluciones a una niñez sin tiempo para esperar "

¿En qué momento de la vida se presenta la oportunidad de ya no ser un ser indiferente? Después de hablar con muchas personas que han pasado el umbral, podemos asegurar que es en los peores momentos de la vida, es ahí cuando valoramos la contención, la ayuda de la mano cálida de quien empatiza con nuestro dolor, ahí es cuando tomamos otro camino, el camino fraternal que no es ni más ni menos que una de las tantas manifestaciones del amor.

Conozcamos la historia de Claudia Vallejos  quien creó la fundación mamá 24. Presta soporte, acompañamiento e insumos para los más pequeños y sus mamás, que se encuentran en situación desfavorable. No reciben aportes del Estado y hacen una gran labor social con la colaboración de la ciudadanía.

“La fundación nace en el año 2013. a poco de nacer mi niña, tenía yo ya 44 años. Pasé un embarazo muy complicado, la mayor parte del tiempo en reposo, mucho estrés por la diabetes gestacional y la presión alta en el momento del parto sufrí un infarto; se llevaron a la bebe apenas la sacaron, por cesárea, casi ni la vi, no tuvimos compañía familiar, sólo mi marido y yo desde que nació. A los días del parto me sentía muy triste, con mucha angustia, no sabía por qué no podía disfrutar de esta etapa que tanto, tanto habíamos deseado.
Pasé por varias cuestiones laborales, dado mi cansancio, mi angustia y me estrés por ser la misma profe de siempre, con un alto nivel de exigencia conmigo mismo, sin contemplar que mis horas de descanso ya no eran las mismas. Tuve la suerte de tener profesionales excelente, una doctora que me supo diagnosticar y medicar y unos terapeutas que me hicieron comprender factores de la vida....
A partir de entonces y por dos años estuve con licencia psiquiátrica. Tomamos conciencia de lo que significa la depresión post parto, que se trata, se acompaña, y que poco se trabaja en el ámbito de la salud este tema.
Hasta que tuve una especie de sourmenage....en plena clase, perdí la noción de dónde estaba.
Pero, cuando empecé a contactar mamás, la prioridad no era esa, eran pañales, leche, óleos, ropa....
-Así nace la Fundación, con el sentido de tratar la depresión post parto. Así y todo yo pensaba, si estando en las mejores condiciones laborales, amorosas y económicas, podía pasar por estas situaciones, qué pasaba entonces con las mamás menos afortunadas, que transitan solas embarazos y partos.
No significa que no la padecen, significa que son más fuertes, que la vida de sus hijos es lo que las ata a este mundo y las coloca en una realidad concreta.
No pueden darse ese tiempo de pensar en ellas mismas las menos afortunadas.Comenzamos entonces junto a mi marido ese camino de aliviar, aunque sea con pañales y leches, el camino de muchas mamá.Desde 2013 no hemos parado nunca, y creo que no pasa un día sin haber hecho algo por alguna mamá, por algún bebé o niño “.

 

La infancia no puede esperar, hay situaciones que requieren de nuestro interés inmediato, de la acción vivaz y continua, entonces ¿qué vas a hacer desde tu lugar? Animarse a pasar el umbral del amor, es solamente una decisión todo lo demás llega por añadidura.

 

Los esperamos para formar parte de este gran equipo info@argentinafaro.com

Para colaborar con la fundación mamá 24 podes comunicarte Fundación Para la Provisión Maternal Cormirán 176 Ushuaia  2901 584904  fundacionmama24@gmail.com



 

Otras novedades

Taller de Producto

Facilitó María Elizabeth Gómez, con la colaboración de Gabriela Elisa; Romero Grezzi ; Analía Becerra y Ermelinda Rivero. Es el primer taller de muchos, en dónde en solo un día aprendés a hacer un producto. “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”. Eduardo Galeano.

Ponerse al servicio

De clubes y barrios, de jóvenes y necesidades. Una charla que nos llama a mirarnos.

Cambiar hábitos para proteger la tierra

Generar soluciones a un problema enorme y al mismo tiempo incentivar a que ese problema no exista más. Es una tarea que se lleva adelante en la provincia de Córdoba.